Ojo con lo que come en la calle

A través de actividades de Inspección, Vigilancia y Control la Secretaría de Salud de Risaralda realiza visitas a establecimientos de venta de carne y restaurantes con el fin de reducir los factores de riesgo asociados al consumo, buscando así minimizar la morbilidad causada por las deficiencias en calidad e inocuidad que se incrementa en esta época del año.

Además, se revisan las condiciones locativas como sanitarias de todos los elementos y que cumplan con las mínimas condiciones para poder prestar el servicio en cada uno de ellos.

También, los aspectos que se vigilan en estas visitas es la limpieza y la desinfección, la no presencia de plagas, las condiciones físicas, se verifican adicionalmente los requisitos y la forma en que los trabajadores manipulan los alimentos para evitar enfermedades asociadas al consumo.

Esto dijo el coordinador del programa de Factores de Riesgo de Consumo del Departamento, Luis Fernando Bolaños.