Con el propósito de educar a la ciudadanía, la CARDER impone sanciones ambientales

El director general de la CARDER, Julio César Gómez Salazar, en el marco de su programa de educación ambiental, manifiestó que el trabajo comunitario tiene como objetivo despertar el interés de personas que han cometido alguna infracción ambiental para que cambien su forma de actuar frente a la naturaleza y contribuyan a la  preservación del medio ambiente.

Para ello se le imponen 4 horas de capacitación, en donde debe convocar de 5 a 10 personas de la zona aledaña al lugar de los hechos, para que posteriormente la corporación haga la capacitación de educación ambiental.

Dijo que de acuerdo con la ley 1333 del 21 de julio de 2009, que dicta el proceso sancionatorio ambiental; toda acción u omisión del cumplimiento de la norma se convierte en una infracción ambiental, en donde se establecen las medidas preventivas: amonestación, suspensión, decomiso y aprensión, y en los casos en que no se desvirtúa la infracción inicia el proceso sancionatorio.