51 familias indígenas emberas desplazadas recibieron kits de alimentación

Un total de 51 familias pertenecientes a la comunidad indígena embera que habita en el territorio de Kanchidó, en Bajo Gitó, Pueblo Rico, Risaralda, recibieron de parte de la Unidad para las Víctimas kits de alimentación para por lo menos un mes.  Este kit beneficiará a más de 200 indígenas que conforman estos núcleos familiares y que se encontraban desde el pasado 1 de junio en el corregimiento de Santa Cecilia.  

La Unidad para las Víctimas realiza reuniones y mesas de trabajo permanentes con las comunidades ancestrales en las inmediaciones entre Risaralda y Chocó, buscando salidas definitivas a las problemáticas de las comunidades que se encuentran en los resguardos.    

Las estrategias de reparación colectiva que se aplican en el territorio y los distintos retornos adelantados por las entidades del Estado en cabeza de la Unidad también han reforzado el proceso de gobierno propio con estas comunidades indígenas.