De manera exitosa avanza la campaña de la CARDER, ‘Dona un libro, siembra conocimiento’

El compromiso que adquirió la Corporación Autónoma Regional de Risaralda, CARDER, con los niños y la educación en el departamento, consiste en transformar la madera que es decomisada en equipos de oficina y en bibliotecas para entregarlas a los niños que tienen menos acceso a recursos estudiantiles e investigativos, sobre todo en los lugares más apartados del casco urbano.

“Queremos seguir invitando a la ciudadanía no solo de Risaralda sino de cualquier parte del país, para que nos donen esos libros que llevan años archivados sin ser usados. Hasta el momento llevamos 55 bibliotecas y un poco más de 13.000 libros que servirán para transformar las realidades culturales y educativas de niños de muy escasos recursos económicos”, expresó Julio César Gómez, director CARDER.

En lo corrido del año se han llevado bibliotecas a las escuelas de Parrupa, Danubio, Campo Alegre, Chitré, La María, Caja de Oro, Cuanza, El Rocío, Soaya, La Cristalina, La Trinidad y Villa Clareth; es decir, las distintas instituciones educativas que hay entre el casco urbano de Pueblo Rico y el corregimiento de Villa Clareth en el área rural.