90 puentes en malas condiciones en Risaralda

Así, arriesgando sus vidas, cruzan niños, campesinos e indígenas de las veredas del Bajo San Juan en la zona rural del municipio de Pueblo Rico en Risaralda, luego que su única conexión con el casco urbano, un viejo puente, quedó inservible después de la creciente del río que arrastró con parte de su infraestructura.

Son cerca de 3 mil habitantes de 9 veredas y un resguardo indígena que quedaron incomunicados por las condiciones en las que quedó el puente, que es es parte de las rutas ancestrales de las comunidades de la zona

Mónica Saldarriaga, Secretaria Infraestructura de Risaralda.

Este es uno de los 90 puentes que hay en la zona en malas condiciones, que generan riesgo a la comunidad, impidiendo que los niños vayan a clases y que los campesinos saquen sus productos

Con recursos de la calamidad pública en la que se encuentra el departamento, esperan habilitar en los próximos meses la mayoría de los puentes ancestrales de estas comunidades en Risaralda.