Cayeron los «popeyes»

Durante 7 meses la Policía con la Fiscalía estuvieron tras la pista de un grupo de personas, que con el fin de quedarse con el negocio de distribución de drogas en la zona rural de los municipios de Santuario, balboa y La Celia, estaban intimidando a los ciudadanos y cometiendo homicidios.

Luego de las labores de seguimientos, 4 personas integrantes de esta organización fueron capturados y dejados a disposición de la autoridad correspondientes, sindicados de los delitos de tráfico de estupefacientes y homicidio.

Los detalles de esta captura los entregó el coronel Dairo Puentes, comandante de la Policía Risaralda.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *