Modelo colaborativo entre Fintechs y Banca tradicional: la clave para la reactivación económica en Colombia

Según el último reporte de Inclusión Financiera (RIF), a cierre de 2020, más de dos millones de colombianos accedieron a productos financieros por primera vez, convirtiendo a nuestro país en uno de los primeros en la región en contar con una agremiación fuerte y organizada de Fintechs, con programas de patrocinio público y privado fomentando el desarrollo de esta actividad.

Aunque el panorama es relativamente positivo, todavía se evidencian algunas brechas en cuanto a inclusión en el mundo financiero. Está claro que las Fintech han hecho un trabajo muy importante por ofrecer mejores herramientas y soluciones al alcance de la mano de sus clientes y que la banca tradicional no se ha quedado atrás y ha concentrado sus esfuerzos en digitalizar toda su oferta para brindar a sus clientes un mejor servicio.

Aunque la pandemia agilizó la digitalización de la Banca en el país, un 14% de adultos no bancarizados y un alto porcentaje de usuarios sub-bancarizados demuestran que todavía hay grandes oportunidades en el sistema para desarrollarse y satisfacer necesidades no cubiertas en la vida financiera de los colombianos.