Método PRASS permitió salvar vidas y ahorrar costos al sistema de salud

El estudio “El costo-efectividad del programa de prueba, rastreo y aislamiento de COVID-19 en Colombia”, realizado por el Ministerio de Salud, con el acompañamiento de la Escuela de Salud Pública de Johns Hopkins y la Universidad Javeriana, permitió concluir que la implementación de un sistema de rastreo de contactos por covid-19 permitió salvar vidas y ahorrar costos al sistema de salud.

Julián Fernández Niño, director de Epidemiología y Demografía del Ministerio de Salud y Protección Social, explicó que se evaluaron los diversos componentes del programa Pruebas, Rastreo, Aislamiento Selectivo y Sostenible (PRASS) y, entre los principales hallazgos clave del estudio, se identificó que el programa podría prevenir 84.730 muertes, lo que se traduciría en un ahorro de 2.123 millones de pesos por los posibles años de vida productivos que se pudieran perder por estos decesos.

Asimismo, Fernández Niño indicó que en esta investigación se estimó la costoefectividad de una estrategia integral de rastreo -como PRAS-, frente a un escenario de comparación sin ninguna intervención en un horizonte de un año, el análisis incluyó tanto la perspectiva del sistema de salud, como otra desde los costos para la sociedad.