Valió la pena, Juan Guillermo Ángel Mejía

«Gracias por venir, gracias por recordarme, gracias por dar las gracias a quien hoy aquí siente que valió la pena, que no todo se lo llevó el viento, que no era necesario contratar dispensadores de incienso para que la ciudad del alma se sintiera servida».

Esas fueron las palabras del líder político y empresarial a quien la ciudadanía le rindió un sentido homenaje, por sus distintas aciones en favor de Pereira, Risaralda y el país.

Hoy en Juntos pero no Revueltos quisimos conocer más a Juan Guillermo, desde sus inicios y algunos detalles que en esta breve charla muestran gran parte de su historia de vida.