Pereira será la nueva casa de la Selección Colombia de Boccia con miras a los Paralímpicos de Tokio

El Ministerio del Deporte y el Comité Paralímpico Colombiano asignaron a Pereira como la casa de la Selección de Colombia de Boccia por un mes, con el objetivo de adelantar los entrenamientos, acondicionamiento físico y acople técnico y táctico respectivo de cara a las justas paralímpicas

“Pereira nos acogió de una manera increíble. Para nosotros era muy importante estar en un clima similar al que los atletas se van a enfrentar en los juegos paralímpicos y entendemos que el Eje Cafetero siempre va a ser un muy buen aliado del sistema paralímpico y Pereira nos ha recibido de la mejor manera”, comentó Gabriel Corredor, representante del Comité Paralímpico Colombiano.

La Secretaría de Deporte y Recreación realizó arreglos locativos en el Coliseo de Cuba sobre accesibilidad para personas en condición de discapacidad (rampas y batería sanitaria) y todas las garantías en traslado y hotelería para que los para-atletas junto a la comisión de 6 personas (metodólogo, entrenador, auxiliares, médica y fisioterapeuta) tengan una plácida estadía en la Capital del Eje.

Qué es el Boccia

El boccia o bocha, es un deporte que, según una investigación de la Universidad de Alicante, surgió en la Grecia Clásica del siglo XVI y fue rescatado y adaptado para personas con minusvalías por los países nórdicos en los años 70. En la actualidad esta práctica se destaca por ser reconocida como un deporte paralímpico desde los Juegos de Seúl en 1988 y a Colombia llegó en el año 2000.

Se juega con unas bolas llamadas boccias, similares a las pelotas denominadas ‘fuchis’. Cada uno de los dos grupos o parejas oponentes posee 6 boccias de color rojo o azul, las cuales son lanzadas hacia el suelo con el fin de poner la mayor cantidad de pelotas del equipo cerca de una bola blanca llamada ‘Diana’, la cual es la referencia para los lanzamientos durante todo el partido.