Gremios de Caldas y Risaralda hacen llamado urgente para que no no se afecten más las empresas por el paro

En una carta dirigida al Presidente de la República y a los gobernadores y alcaldes de Caldas y Risaralda, la Andi, La Cámara de Comercio de Manizales y Camacol mostraron su gran preocupación por las consecuencias  que los bloqueos viales están ocasionado a la población más vulnerable de los Departamentos.

Destacan los gremios que los fuertes incrementos de la canasta básica familiar, obligan a las familias a obtener solo el 25% de los productos que antes consumían, al mismo tiempo muchos de ellos ya perdieron su empleo o están próximos a perderlo por la falta de insumos, faltas que también están sufriendo las empresas.

Adicionalmente los productores y comercializadores de suministros no pueden atender la demanda de productos del sector agrícola, de la construcción, comercio y manufactura, se está ocasionando desabastecimiento en supermercados y tiendas e incluso ya existen productos agotados. En ambos departamentos las empresas han empezado a cerrar por falta de materia prima, las obras de construcción paran por falta de insumos, los productores agropecuarios tienen en riesgo la vida de sus animales por falta de alimento y no pueden comercializar su producción. 

El legítimo derecho a la protesta no puede concebirse como un derecho absoluto que valide la afectación de los derechos de los demás. 

Así lo destacan los gremios de Caldas y Risaralda en su carta al Presidente, alcaldes y gobernadores donde además les dicen que el futuro del país depende de hacer esfuerzo, trabajar, producir y ahorrar, y que sus derechos pareciera que no tuviesen el mismo valor que el de los que protestan. 

Pidieron que operen las vías sin bloqueos de ninguna clase, que los líderes del paro acepten ejercer su derecho a la protesta sin vulnerar los derechos fundamentales de todos los ciudadanos, situación que no es tolerable para mucha parte de la población, que espera de sus gobernantes una solución que tenga en cuenta sus derechos, no solo los de los manifestantes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *