El colegio Dachi Dada Kera, ya recibe a mujeres

Llegar al resguardo indígena embera katío de Kemberdé en toda la frontera entre Risaralda y Chocó, hay que hacer un recorrido de ¡ 3 horas en vehículo, tal vez, debido al mal estado de la ruta especialmente entre los municipios de Apía, Pueblo Rico y el corregimiento de Santa Cecilia, carreteable que ha estado entre las promesas de cada gobierno nacional, pero hoy sigue siendo un vía a medias y en peor estado.

Luego de pasar por Agüita en jurisdicción del corregimiento de Santa Cecilia, hay que continuar la ruta a pie hasta la caserío, un tramo en medio de la montaña, caminar por un terreno inclinado, lleno de barro, piedras y hay que cruzar varias quebradas.
Luego de una hora o más de camino, se pasa por Santa Teresa, de allí a Kemberdé, lugar rodeado por el bosque característico del Chocó biogeográfico, con una alta humedad, con una temperatura que supera los 26 grados y las nubes se ven en medio de las montañas.
Los primeros residentes que te encuentras, son niños, algunos te saludan, otros solo observan, mientras algunas ventanas se abren para saber de quien se trata, otras se cierran para evitar ser visto.
A un lado de la cancha, la rodean cinco grandes construcciones, techo en zinc, paredes en madera. Hoy el piso está en cemento, hasta hace algunos días, era frío y fangoso piso en tierra.
Allí varias mujeres, entre ellas María Maya, han trabajado 8 años para lograr tener un lugar para más de 700 estudiantes que alberga la institución.
Mientras nos quejamos de largo camino, María nos cuenta la verdadera travesías de los estudiantes del colegio Dachi Dada Kera, colegio que recibe a mujeres, luchando contra una cultura que antes no lo permitía.
Encontramos a una mujer, no es indígena, diferente entre la comunidad indígena, que durante 8 años ha estado entre los resguardos, acercándose a la comunidad, dialogando, y luchando para que la educación en esta zona sea más incluyente, que no pierdan su cultura. Una labor muy difícil, pero que asegura no le da miedo hacer.