En San Isidro algunos habitantes se mantienen en cambuches improvisados

Un grupo de familias, por lo menos 60 de ellas, que residían en la invasión de San Isidro en el corregimiento de Puerto Caldas de Pereira, se mantienen en estos terrenos en improvisados cambuches, en carpas y cubiertos con algunos plásticos que lograron rescatar luego de la demolición realizada el pasado primero de marzo.

Según Emma Vélez, veedora de derechos humanos y delegada de las Human Right Colombia, en este lugar quedaron las familias que no tienen donde vivir y que necesitan de un apoyo social que les permita continuar con sus vidas.

Asegura que allí no se tuvo en cuenta el protocolo para este tipo de procedimientos para la atención de menores y adultos mayores

Elizabeth Hernández, es una mujer que todavía están en la zona, ella y sus hijos viven debajo de algunos plásticos que improvisaron en este lugar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *