Comisión se desplazó hasta Pueblo Rico para gestionar ayudas humanitarias

Una comisión liderada por la Gobernación de Risaralda, la Unidad para las Víctimas en el Eje Cafetero y la Defensoría del Pueblo en Risaralda, se desplazó al Municipio de Pueblo Rico para gestionar ayudas humanitarias a cerca de 301 indígenas de la Comunidad Embera Katío que fueron desplazados desde el municipio de Bagadó en el Chocó y que se concentran en un colegio y el coliseo de la localidad a la espera de alguna ayuda del Gobierno Nacional.

Según informó el Secretario de Gobierno de Risaralda, se inició el proceso de atención prioritaria para la atención humanitaria especialmente de los 250 menores de edad que se encuentran en esa localidad.

Esto dijo Israel Londoño, secretario de Gobierno de Risaralda.

De la Unidad regional de Víctimas, se hicieron presentes para conocer la situación de las comunidades indígenas e iniciar el proceso de atención. Esto dijo Laura Moreno, Unidad regional de Víctimas.

Por su parte el alcalde de Pueblo Rico, Leonardo Siagama, está solicitando la atención oportuna del Gobierno Nacional para atender a más de 300 personas desplazadas.

Agregó el alcalde que en la actualidad hay tranquilidad en la frontera con el departamento del Chocó.