Así era Don Alfredo

Andrés Augusto Florez, fue uno de esos discípulos de Don Alfredo Hoyos Mazuera, a quien conoció, trabajó de su mano y se encargó desde entonces de ese trabajo humanístico que tanto predicó en vida el creador de Frisby.

Hablamos con Andrés, quien en medio de su dolos de haber perdido a su mentor, contó en este espacio muchas anécdotas de Don Alfredo Hoyos.