El legado de un emprendedor, cívico y señor a carta cabal

Se fue de este mundo uno de los más destacados empresarios de la región.

Don Alfredo Hoyos Mazuera, no solo fundó a Frisby sino que con su visión y compromiso hizo de esta empresa una de las más destacadas del país y con mayor reconocimiento de marca.

Recientemente el empresario pereirano recibió el Premio Vida y Obra Empresarial de Portafolio y a lo largo de su vida empresarial un sin número de merecidos reconocimientos.

Fundó a Frisby en 1977  en la esquina del Lago, carrera 7 con calle 25, local que inicialmente vendió pizza a través de una vitrina donde el pizzero hacía las delicias del público tirando como un platillo volador la masa, antes de echarle los ingredientes y llevarla al horno.

Fue toda una generación de pereiranos los que se paraban en frente a ver girar la pizza, ya fuera para consumir, llevar o simplemente vitriniar.

Luego vino el pollo frito, con su slogan «Nadie lo hace como Frisby lo hace», y de ahí una expansión por distintos lugares del país que trascendieron las fronteras, primero de la región y luego del país.

43 años después, tiene más de 256 locales en 60 municipios del país y emplea a más de 4 mil colombianos.

En tal vez, una de sus últimas entrevistas precisamente a Portafolio Don Alfredo dejó como parte de su legado la siguiente enseñanza:  «Cuando un joven quiere emprender un negocio, debe pensar para qué lo quiere crear y a quién va a beneficiar. Y eso lo debe llevar a un propósito superior que trasciende las utilidades».

«Ese es el consejo que da Alfredo Hoyos Mazuera, el fundador de Frisby y abanderado del Capitalismo Consciente cuando le piden un consejo para las nuevas generaciones de empresarios».

Ver https://www.portafolio.co/economia/frisby-la-ruta-para-el-proposito-superior-de-alfredo-hoyos-546980

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *