Colector la Dulcera, el otro Egoyá de la ciudad

El Tribunal de lo Contencioso Administrativo de Risaralda ordenó al municipio de Pereira y a la Empresa Aguas y Aguas de Pereira S.A.S. ESP, que de manera inmediata inicien los trámites necesarios para ejecutar las obras de reconstrucción y rehabilitación de la canalización de la quebrada La Dulcera, tramo 1, en condiciones que garanticen la seguridad de la ciudadanía.

Consultamos con el gerente de la Empresa Aguas y Aguas, Leandro Jaramillo sobre la decisión y las consecuencias para la empresa.

Dijo que por ahora solo tienen estudios de riesgos y tendrán que evaluar los costos de la intervención.

En la acción popular, la Procuraduría alertó sobre el inminente riesgo de colapso del tramo 1 de la canalización de la quebrada en el sector del barrio Pinares de Pereira, construido sobre materiales de excavación y demolición, y que en la actualidad se encuentra erosionado y con infiltraciones, donde hay edificaciones sin el respeto de los retiros mínimos que garanticen su seguridad.

Esta decisión en segunda instancia, acogió las pretensiones de la acción popular y declaró vulnerados los derechos colectivos al goce de un ambiente sano, a la ejecución de construcciones, edificaciones y desarrollos urbanos respetando las disposiciones jurídicas, de manera ordenada y dando prevalencia al beneficio de la calidad de vida de los habitantes, y a la seguridad y prevención de desastres técnicamente previsibles.

Igualmente, ordenó a la Corporación Autónoma Regional de Risaralda (Carder) prestar la asesoría ambiental y técnica, para la realización de obras y estudios técnicos que se requiera.

 

Foto procuraduría regional