Nuevamente se encadenó en Medimás

Amarrado, con cadenas y un candando, así permanece en las oficinas de Medimás en Pereira, Ricardo Moreno, un hombre que no es la primera vez que tiene que tomar algún tipo de acción para que la Eps le suministre los medicamentos a su esposa, una mujer que tiene una enfermedad y que su vida depende el suministro constante de este medicamento.
Le hizo un llamado a la Eps para que le haga la entrega oportuna del medicamento que por el momento han tenido que comprar o esperar que alguno de los que lo tengan, se los regale.
Dijo que le parece muy triste que se tenga que llegar a estas acciones para que les den los medicamentos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *