Indígenas regresan a sus comunidades

Un total de 60 indígenas de las comunidades Embera Katío y Chamí en la zona de Gitó Dokabú y del resguardo unificado del río San Juan en Pueblo Rico, Risaralda, que antes fueron combatientes de diferentes grupo alzados en armas, hacen parte del programa Reintegración Comunitaria, que se inicia en el país y que busca que estas personas se reencuentren de nuevo con su cultura, su dialecto, la comunidad, ancestros y tradiciones.

De esta forma la Agencia para la Reintegración y Normalización, busca armonizar la llegadas de estos excombatientes con su comunidad, participando de diferentes actividades y recuperando así no solo su vida, también los reincorpora a la comunidad.

Esto dijo Diego Fernando Tupaz, líder del equipo de Reintegración Comunitaria en Pueblo Rico.

 

De esta forma los indígenas que regresaron y dejaron las armas, vuelven a tener ese contacto con sus comunidades, se mejora la convivencia, se deja ver como un combatiente y se reintegra a la vida del resguardo.

 

 

Para las comunidades indígenas, para los que vivieron el conflicto, les ha permitido ver de otra forma la guerra y las razones por las que muchos de estos indígenas terminaron en grupos ilegales, abriendo los brazos a los que se reincorporaron.

Raúl Guasiruma, Autoridad Mayor del resguardo unificado Embera Chamí.