Alias «Mono» en la guerrilla, Rambo en la civil

Por Hans Lamprea.

En el mes de agosto de 1998 subversivos de las Farc atacaron el corregimiento de San Antonio del Chamí a 45 minutos de Mistrató en Risaralda. Solo hace 5 años la Policía regresó a la localidad y allí en este caserío un perro se acercó a ellos y hoy acompaña a los uniformados que permanecen en la subestación de Policía.

Y es que desde el ataque, la población quedó sin presencia de la fuerza pública, y allí, con el grupo subversivo caminaba desde muy joven un perro al que llamaban Mono, según informes de inteligencia de la policía y de habitantes de la zona.

Para este uniformado y los otros que están en esta subestación, Rambo tiene cerca de 14 años, ya es un perro adulto que dejó las filas de la guerrilla, según los policías, para pensionarse al lado de los uniformados que lo acogieron.

Entrevistado en el informe Rubén Darío Amariles Sub Intendente Policía Risaralda.

Este es el último informe de la serie: San Antonio del Chamí, 20 años después de la toma de las Farc.