Familias de Tatamá ahora son protectores del Oso de Anteojos

Proteger el oso andino u oso anteojos, así como convivir en su hábitat, es el compromiso que firmaron las familias ubicadas en inmediación del parque Regional Natural Tatamá y donde se ha confirmado el avistamiento del oso de anteojos.

Esto dijo Rocío Rodríguez, directora de la Sociedad para la Conservación de la Vida Silvestre.

Ahora estas familias se hacen llamar los Conservadores del Oso Andino y su misión es aprender a convivir con esta especie que es considerada el único oso de Suramérica y que gracias a la recuperación de reservas naturales, como el cerro Tatamá y el parque natural, han permitido que está se conserve sin inconvenientes
Para lograr este acuerdo, se vincularon Parques Nacionales, la sociedad para la conservación de la vida silvestre, así como la empresa priva, que promueven la preservación de las zonas naturales.

Así se refiere María Camila Villegas de la Fundación Grupo Argos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *