Tristeza y desazón al final del partido 

La plaza de Bolívar de Pereira se convirtió en una mancha amarilla. Más de 700 personas, muchas de ellas que madrugaron antes para llegar a sus trabajos, se acercaron al lugar dispuesto por la alcaldía de Pereira para disfrutar del encuentro Colombia- Japón.

No pasaron muchos minutos cuando las caras de estos seguidores se llenó de asombro y tristeza. A pesar de la derrota, los pereiranos siguen positivos.

Esto nos comentaron los hinchas. Jaime Eduardo Gómez y José de Jesús López

A pesar de la derrota, el ambiente mundialista y de respaldo a la selección estuvo presente, la alegría acompañado de esa fiesta del fútbol estuvo presente, por lo menos hasta que llegó el pitazo final y había que regresar al trabajo. Esto dijo el alcalde Juan Pablo Gallo

Las lagrimas no se hicieron esperar, Colombia pidió, pero sigue vigente la esperanza de los otros partidos para seguir en la fiesta mundialista

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *