La Unidad para las Víctimas cumple los compromisos adquiridos con la población indígena de Risaralda

Unidad para la Atención y Reparación Integral a las Víctimas[/caption]

Con la construcción de 13 aulas educativas en los resguardos indígenas de Pueblo Rico, un hogar de paso para la población Embera del municipio de Mistrató, y adecuaciones locativas y dotación del internado de San Antonio del Chamí, la Unidad para la Atención y Reparación Integral a las Víctimas está cumpliendo con los compromisos adquiridos con las comunidades Embera de Risaralda.

En la Mesa se constataron varios compromisos que se adelantan con estas comunidades, resaltando que en materia de infraestructura, actualmente la Unidad para las Víctimas coordina la construcción de las 13 aulas educativas se adelantan en nueve veredas pertenecientes a los resguardos indígenas Unificado y Gitó Dokabú del municipio de Pueblo Rico, entre tanto que el resto de obras anunciadas se desarrollan en jurisdicción de Mistrató.

]]>

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *