El Papa Francisco resaltó la castidad de las religiosas y anunció que deben ser madres y no 'solteronas'

Archivo Reuters[/caption]

El Papa Francisco resaltó el valor de la castidad en las religiosas del mundo, pero igualmente dijo que dicha castidad debe ser «fecunda, para que genere hijos espirituales para la Iglesia», pues las monjas deben ser «madres y no solteronas».

El pontífice hizo tales aseveraciones estas manifestaciones ante 800 religiosas, pertenecientes a 1.900 órdenes, que se reunieron en el marco de la asamblea plenaria de la Unión Internacional de Superioras Generales que se realiza en el Vaticano.

Francisco se refirió a la obediencia, la pobreza y la castidad, los tres votos de las religiosas, y afirmó que la obediencia es escuchar la voluntad de Dios; La pobreza se aprende con los humildes, con los pobres, los enfermos y todos aquellos que están en las periferias existenciales de la vida; mientras que la castidad es un carisma, «que amplía la libertad de la entrega a Dios y a los demás con la ternura, la misericordia y la cercanía a Cristo».

]]>