La Gobernación de Risaralda ratificó las acciones de tipo legal y judicial contra las licoreras de Cundinamarca y Valle

Archivo El Nuevo Siglo[/caption]

La falta de voluntad de las licoreras de los departamentos de Cundinamarca y Valle, para llegar a un acuerdo con la administración departamental, llevaron a la Gobernación de Risaralda a dejar en firme las acciones de tipo legal y judicial que adelanta la Secretaría Jurídica de la Administración, contra estas organizaciones.  

El caso más delicado es el de la Licorera del Valle, la cual tenía estipulado ingresar 174 mil botellas en el 2012, de las cuales, no entró ni una sola al departamento, por lo que la administración departamental dejó de recaudar impuestos para inversión.

Con la Industria de Licores de Cundinamarca, también hubo incumplimiento en el contrato que se firmó en el 2009 hasta el 2013, donde se pactó que a través de su comercializadora Drolicores que ingresarían 44.431 unidades, de las cuales solo llegaron al departamento 768, por valor de $6 millones.

]]>

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *