Descubiertos restos de Ricardo III en un parqueadero de Inglaterra

Archivo EFE[/caption]

Estuvo en lo más alto del poder en Inglaterra, pero terminó derrotado, humillado y odiado. Generó rencores, dirigió ejércitos y hasta inspiró a William Shakespeare. Pero su cuerpo estuvo desaparecido durante siglos, perdido en alguna catacumba inglesa imaginaban las leyendas. Hasta ahora. El cuerpo del Ricardo III, el último rey de la dinastía Plantagenet, tronco de la de York, estaba enterrado en una iglesia de Leicester, en donde hoy funciona un estacionamiento.

Tras la mala fama que le inmortalizó Shakespeare en su obra Ricardo III, las cosas pintan mejor para el monarca. Varios científicos anunciaron que hallaron su restos, que datan de hace 500 años, debajo de un estacionamiento al aire libre en la ciudad de Leicester, un descubrimiento que los seguidores de Ricardo III dicen inspirará nuevas investigaciones sobre la historia del vapuleado personaje. Pero no sólo eso, también aseguraron que el rey fue largamente difamado por sus enemigos, que pusieron a correr como pólvora versiones, al menos, injustas.

Un análisis de ADN permitió confirmar que los restos localizados en agosto del año pasado en el estacionamiento de Leicester (centro de Inglaterra) pertenecen a monarca fallecido en 1485, informó la Universidad de Leicester.

Philippa Langley, miembro de la Sociedad Ricardo III que ayudó a coordinar y financiar la búsqueda, dijo esperar que este descubrimiento haga emerger una nueva imagen del rey y permita la desaparición del «personaje bidimensional ideado por los Tudor». «Hemos buscado a Ricardo y lo hemos encontrado. Ahora ha llegado la hora de honrarlo», dijo.

]]>