Plaga del picudo pone en riesgo palmas de cera del Quindío

Valle de Cocora, palmas de cera[/caption]

El Instituto Colombiano Agropecuario (ICA) emprendió un reconocimiento en el municipio de Salento (Quindío), con el fin de detectar aquellos problemas fitosanitarios que se vienen reportando en los cultivos de palma de cera.

De acuerdo con las entidades involucradas en la conservación de estos parques naturales, algunas palmas de la zona han presentado una sintomatología de secamiento gradual de sus hojas hasta su pérdida total y, finalmente, su muerte.

Según Carlos Alberto Soto, Subgerente de Protección Vegetal, “esta situación podría estar asociada con cambios climáticos, sobrepastoreos, ataques de Picudos o vejez de la planta, ya que reportes anteriores evidencian que dichos síntomas se han presentado en palmas adultas”.

Dentro de las acciones programadas con la Corporación Regional Autónoma del Quindío (CRQ) para atender la problemática, está el monitoreo y clasificación de picudo, por medio de la instalación de trampas en zonas con altas poblaciones de palma, así como la ubicación en campo de plantas afectadas, mapeo, toma de muestras y posterior diagnóstico, a través de la red de laboratorios del ICA.

El ICA insistió en que se deben adoptar estrategias para proteger esta especie, como la no extracción de hojas en fiestas religiosas y evitar los daños por ganadería y heridas con herramientas que se puedan causar en los troncos de las palmas, los cuales conllevan a la generación de plagas y enfermedades.

Datos de interés

La palma de cera fue descubierta en 1785 por el Botánico José Celestino Mutis y declarada mediante Ley 61 en 1985 como el árbol nacional de Colombia.

Puede llegar a medir 60 metros y vivir más de 200 años. Son las únicas palmas en el mundo sembradas entre los 2.000 y 3.000 metros sobre el nivel del mar.

 

]]>

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *