'Los Rastrojos' y los 'Urabeños' se pelean el control del Valle del Cauca

Archivo El País[/caption]

Con la rendición el año pasado de Javier Antonio y Luis Enrique Calle Serna, los ‘Comba’, y la captura en Venezuela de Diego Pérez Henao, alias Diego Rastrojo, se desató una guerra entre los mandos medios de la organización criminal ‘Los Rastrojos’ y una fractura en su interior.

El caos habría sido aprovechado por el antiguo capo del Cartel del Norte del Valle, Víctor Patiño Fómeque, quien regresó al país luego de pagar una condena por narcotráfico en Estados Unidos.

Fuentes judiciales señalan que Patiño Fómeque se alió con la banda criminal de los ‘Urabeños’ (que delinque principalmente en el noroccidente de Colombia) con dos propósitos: vengar la muerte de varios de sus familiares y recuperar las propiedades con las que se quedaron sus testaferros en el Valle.

De ahí, la serie de muertes y desplazamientos en lugares como Buenaventura, Tuluá, Cartago y Cali antiguos fortínes de los ‘Rastrojos’.

Según una fuente judicial, el control de la capital del Valle -hasta hace poco en manos de ‘Rastrojos’-, es fundamental para estas bandas criminales por las posibilidades que ofrece la ciudad en cuanto al lavado de activos, venta ilegal de armas, contrabando y narcotráfico.

]]>

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *