El senador Roberto Gerlein lanzó polémicas declaraciones contra los homosexuales

Archivo de El Espectador[/caption] «El homosexual tiene un hipotálamo más pequeño. Es una condición que vienen impresa en la biología y no tiene maneras de quitárselas de encima. Puede recorrer todos los consultorios de psiquiatras y no habrá manera de quitárselo. Es una mala suerte que uno la naturaleza le imponga esa condición», aseguró el senador conservador Roberto Gerlein, en el debate sobre matrimonio entre personas del mismos sexo. Y aunque tengan esa condición, dice, no quiere decir que merezcan el rechazo de la sociedad. «A mí me toca aceptarlos porque son personas, no puedo tener prejuicios ni posturas enemigas», pero Gerlein aclaró que por ninguna razón “puedo ver con entusiasmo” que «estas personas» puedan contraer matrimonio. Gerlein no ocultó el repudio que le genera la relación entre dos personas del mismo sexo, en concreto «entre dos varones». «Miro con repulsión el catre compartido por dos varones (…) es un sexo sucio, asqueroso, merece repudio, es un sexo excremental», declaró.]]>