“Falta voluntad política, para manejar el caos del espacio público en el centro de Pereira” aseguró Mauricio Vega

Archivo Ecos 1360[/caption] Vega, presidente ejecutivo de la Cámara de Comercio,  dijo que tienen toda la razón los comerciantes y peatones de la ciudad cuando califican como caótico el estado del centro y manifestó que coincide plenamente con los planteamientos del Personero Municipal, Néstor Javier Arango, quien pidió a la administración municipal que “tome conciencia de la gran inversión de tiempo y de recursos que hizo la ciudad en la construcción del Pacto Cívico…” Según el directivo gremial, hoy las calles y andenes, que se lograron recuperar años atrás, volvieron a ser invadidos, lo que ha convertido al centro en un total desorden que desluce y le resta competitividad a la capital risaraldense. Explicó que lo más triste es que existen las herramientas jurídicas, socioeconómicas y arquitectónicas, así como estudios, análisis, bases de datos y más aún, los acuerdos para que la situación esté mejor de lo que está. Vega Lemus resaltó cómo en Bogotá, por ejemplo, el Consejo de Estado ordenó al Distrito Capital tomar las medidas necesarias para solucionar la invasión del espacio público, haciendo lo que en Pereira ya se hizo, pero que hoy no se quiere reconocer ni considerar por el Secretario de Gobierno. Indicó el presidente ejecutivo de la Cámara de Comercio de Pereira que en la ciudad se avanzó mucho más, que lo que hoy se está haciendo en Bogotá, pues se hicieron estudios socioeconómicos de las familias que viven de las ventas informales, se desarrollaron mesas de concertación, se crearon alternativas reales que llegaron incluso a implementarse, se entregaron microcréditos, se desarrollaron planes de negocio para los reubicados, becas universitarias, diseños urbanísticos, planos de intervención de calles, entre otros, pero no existió la autoridad para que se cumpliera con lo acordado. Según Vega Lemus, “todos estos avances fueron el resultado del Pacto Cívico, que hoy infortunadamente se desconoce, aunque fue construido entre todos los actores relevantes, vendedores informales, comerciantes formales, la sociedad civil, la academia y la administración municipal y cuyos representantes podrían sentarse nuevamente, porque en su mayoría son los mismos y conocen de primera mano los antecedentes y los avances para recuperar el centro histórico de la ciudad”.]]>