Latinoamérica entre las zonas más urbanizadas y desiguales en el mundo

AFP/ JEFFERSON BERNARDES[/caption] América Latina y el Caribe se ha convertido en la región más urbanizada del mundo pero, al mismo tiempo, presenta las mayores tasas de desigualdad social del planeta, según revela un informe del Programa de Naciones Unidas para los Asentamientos Humanos (ONU-Hábitat). El informe  indica que alrededor de 468 millones de personas –casi el 80 por ciento de la población– residen en las ciudades de América Latina y el Caribe. De este porcentaje, la mitad lo hace en ciudades de menos de 500.000 habitantes. A pesar de que más de dos tercios de la riqueza de la región proceden de las ciudades y de que las tasas de pobreza han disminuido en general en América Latina, «una de cada cuatro personas en áreas urbanas es pobre y los índices de desigualdad de la región se sitúan entre los más altos del mundo», indica el informe. «Las ciudades de la región son ciudades divididas social y físicamente», una división que se manifiesta en «la desigualdad de ingreso y la segregación entre la ciudad ‘formal’ y la ‘informal'», prosigue el estudio. En estas circunstancias, «existe un déficit acumulado de viviendas con estándares mínimos para ser habitadas y más de 111 millones de personas todavía viven en tugurios (el 24 por ciento de la población urbana)», explica ONU-Hábitat. El documento lamenta «la escasa planificación y las debilidades de las políticas urbanas», que han tenido como consecuencia «la expansión de las ciudades siguiendo un modelo poco sostenible, con ausencia de espacios públicos accesibles para todos, que privilegia el automóvil en detrimento del transporte en común y mantiene o refuerza la segregación social y espacial». En estas condiciones, señala el estudio, «las ciudades registran altos índices de violencia e inseguridad, que parecen desbordar la capacidad de respuesta de los Gobiernos».]]>