La esperanza con aletas

Por Juan Antonio Ruiz Romero   Para quien escribe cada semana se vuelve tentador dedicar la columna al escándalo de moda; a llamar la atención sobre los yerros de la administración pública e inclusive, a veces, a hacerle el juego a quienes se escudan en posiciones políticas, para disparar ráfagas ininterrumpidas contra sus adversarios. Hoy, de buena gana, acojo la oportuna sugerencia de una mujer a quien admiro profundamente y quien me invitó a abrir el compás a otros temas, que oxigenan y nos permiten ampliar las miradas sobre nuestro entorno. Si solo hablamos de tristezas, malversación de fondos, negocios ilícitos, bandas criminales e incompetencia, terminamos con un panorama limitado, brumoso y desesperanzador. Por eso, hoy quiero compartir el testimonio ejemplarizante del joven pereirano Santiago Echeverri Alzate, quien a sus 17 años, fue convocado a la Selección Colombia que participará desde la semana entrante  en el Campeonato Mundial Juvenil de natación con aletas, que se realizará en Graz, Austria, la ciudad cuyo casco antiguo fue declarado Patrimonio Mundial de la Humanidad en 1999 y en donde nació el actor y ex gobernador de California Arnold Schwarzenegger. Desde hace 6 años, Echeverri se decidió por ese deporte y con una disciplina y dedicación, poco habituales en un adolescente, con el paso del tiempo se especializó en competencias de largo aliento: 3, 6 y 20 kilómetros. Precisamente en esta última distancia ganó la medalla de plata en el Campeonato nacional, frente a competidores de mucha mayor edad. Aunque parezca increíble, mientras la gran mayoría de nadadores, surfistas, buceadores y triatlonistas utilizan el traje de neopreno para mantener la temperatura y facilitar el desplazamiento en el agua, Santiago Echeverri utiliza solo su pantaloneta, las aletas, la careta y el tubo de aire comprimido, porque así se siente mucho más libre. Nadar en mar abierto o en lagos, durante dos, tres o cuatro horas continuas, implica una gran exigencia física, resistencia, fortaleza mental y una cuidadosa preparación. De la mano de la reconocida entrenadora Liliana Saldarriaga, el joven Santiago dedica 5 horas diarias a la práctica del deporte: cuatro en la piscina y una en el gimnasio. Los resultados de su trabajo se reflejan en las medallas conseguidas en diferentes certámenes nacionales; en la inclusión de Echeverri en el grupo de Deportistas Apoyados por parte de la Gobernación de Risaralda y en ser el único pereirano convocado entre los 17 nadadores que asistirán al Mundial Juvenil en Austria, en donde Colombia defenderá el subtítulo obtenido en 2010 en Palma de Mallorca, España. Cuando del 18 al 21 de julio próximo, Santiago Echeverri y los demás deportistas colombianos ingresen al agua en Austria, representarán la esperanza de un país inexplicable, que se acostumbró a nadar a mar abierto, sin careta, sin aletas y casi sin oxígeno.                 ]]>

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *