Con esperanzas y temores mañana entrará en vigencia el TLC

El tratado de libre comercio (TLC) suscrito en 2006 entre Estados Unidos y Colombia entra en vigor mañana con la esperanza del gobierno colombiano de que potenciará la economía, pero generando temor entre sectores agrícolas y el rechazo de los trabajadores sindicalizados. El gobierno del presidente Juan Manuel Santos  tiene una visión optimista: que el TLC con Estados Unidos, el principal socio comercial de Colombia, generará medio millón de empleos formales en cinco años y aumentará en un punto porcentual el Producto Interno Bruto (PIB), que en 2011 creció 5,9%. «Es una oportunidad de oro, pues en el entorno suramericano el país que más comercio tiene con Estados Unidos es Colombia», dijo el ministro de Comercio, Industria y Turismo, Sergio Díaz-Granados. Las exportaciones de Colombia a Estados Unidos fueron de 21.705,2 millones de dólares en 2011 y las importaciones de 13.593,5 millones de dólares. Colombia colocó en el mercado estadounidense el 36,8% de su oferta exportable el año pasado. El presidente de la Asociación de exportadores (Analdex), Javier Díaz, se congratuló porque «finalmente se logró tener un contrato firmado con el principal cliente de Colombia que le garantiza a los empresarios reglas de juego permanentes y seguridad jurídica», aunque no prevé «cambios extraordinarios» a corto plazo. «Estamos compitiendo con muchos países, como México, Perú y Chile, que ya tienen tratados con Estados Unidos», dijo a la AFP.  ]]>