La Paz, Bolivia paralizada por huelga de choferes

LA PAZ El presidente de Bolivia, Evo Morales, soporta esta semana un fuerte embate de los movimientos sociales, con un paro de 48 horas del transporte que comenzó el lunes y una huelga general de tres días convocada por la central obrera desde el miércoles, protestas que el gobierno atribuye a la oposición política. La huelga de choferes -que se opone a la vigencia de una ley municipal que reglamenta el transporte y tránsito urbano de La Paz- paralizó completamente a la ciudad, con episodios esporádicos de choques con usuarios que se desplazaron a pie a sus centros de trabajo. Los choferes rechazan que la nueva legislación -aprobada por el municipio- regule las rutas, las paradas y los horarios de servicio, además de obligarles a cumplir las normas de circulación y a llevar puesto el cinturón de seguridad, entre otros requerimientos. Ante la contundencia de la protesta, el Gobierno se vio obligado a suspender las clases en instituciones educativas y a autorizar jornada continua en las actividades laborales públicas y privadas.]]>